11 dic. 2012

LA ISLA DEL TESORO ROBERT LOUIS S PDF









Robert Louis Stevenson acababa de rebasar la treintena cuando, a principios de la década de 1880 escribió La isla del tesoro. Tod empezó con un mapa que había dibujado para entretener a su hijo de doce años. A partir de él surgió el resto de la historia. La publicó entre octubre de 1881 y enero de 1882 en una revista juvenil, en forma de serial. En 1883 apareció como libro. Al concluir la década se había convertido en un enorme éxito. Y no ha dejado de serlo desde entonces. Jim Hawkins es un adolescente que junto a sus padres trabaja en la posada del Almirante Benbow. Un día aparece un marinero llamado Billy Bones, cuya única posesión es un viejo cofre. La taberna recibe la visita de un marinero ciego la misma noche que el padre de Jim muere. Éste amenaza a Bones diciéndole que más tarde él y sus esbirros le atacaran para recuperar el cofre. Bones muere de apoplejía, producto de su adicción al ron. Jim y su madre huyen con el contenido del cofre y ven desde fuera como los piratas destrozan el Almirante Benbow. Jim y el resto de la tripulación cargando el tesoro en la Hispaniola. Jim se refugia en la casa del squire (Trelawney) junto al Doctor Livesey. Jim les muestra el mapa del tesoro que encontró en el cofre de Bones y los tres deciden buscarlo. Trelawney consigue como tripulantes a Long John Silver, ex cocinero del Capitán Flint, y el Capitán Smollet al mando de la Hispaniola. Pese a las protestas del Capitán sobre su mala tripulación, el barco zarpa. Durante la travesía, Jim cae en un tonel de manzanas y, dentro de él, escucha los planes de traición de Silver y otros marineros. Jim comenta lo sucedido a sus compañeros que deciden trazar un plan contra ellos. Tras llegar a la isla, Silver y la mayoría de los marineros desleales desembarcan. Jim va con ellos, pero huye y encuentra a un ex marinero del Capitán Flint abandonado en la isla, llamado Ben Gunn. El Capitán, el squire, el doctor y sus siervos retienen a los pocos marineros traidores que habían quedado en el navío y se refugian en un fortín de la isla. Tras negociaciones fallidas entre ambos bandos, se suceden algunos combates con armas de fuego en el fortín. Entonces, Jim usa el bote de remos de Ben Gunn para acercarse (durante la noche) a la Hispaniola y cortar las amarras para que los piratas se vayan a la deriva. La corriente se lleva a la Hispaniola y al bote de Jim. Éste logra subir a la Hispaniola y controlarla para hacerla encallar en un banco de arena. Luego, tras muchas peripecias, Jim consigue volver al fortín. Cuando llega descubre que han cedido el fortín, provisiones y el mapa a los piratas. Éstos lo toman prisionero. Al día siguiente, los piratas salen a buscar el tesoro, pero en el lugar que indica el mapa solo hay un agujero. De repente surgen de unos arbustos el squire, el doctor y los marineros fieles. Éstos logran matar a algunos piratas mientras los demás huyen. Al final Jim, Silver y los demás van a la cueva de Ben Gunn, que había encontrado el tesoro y lo trasladó allí. Cargan el tesoro en la Hispaniola y regresan a Inglaterra 

No hay comentarios:

Publicar un comentario